Dolor Crónico

En sí mismo, una enfermedad

El dolor sirve como una señal de alarma ante un daño real o inminente. A este respecto, el dolor tiene una importante función en la prevención del año para el organismo y en la restauración de sus funciones normales. Sin embargo, el dolor puede ser también experimentado ocasionalmente en ausencia de un daño tisular, o su intensidad puede no ser proporcional a la lesión original.

Generalmente se considera que el dolor es crónico si persiste después de que se haya curado el daño tisular y no tenga una función biológica. A diferencia del dolor agudo, el dolor crónico ha perdido su función de aviso protectora y es una enfermedad en sí mismo.

El dolor crónico es una enfermedad muy frecuente. En Europa afecta a uno de cada cinco adultos (19%) y su prevalencia está aumentando. Un tercio de los pacientes europeos con dolor crónico sufre dolor intenso y casi la mitad tiene dolor constantemente.1

El dolor crónico deteriora significativamente la calidad de vida de los pacientes

Como paciente de dolor crónico, sabe mejor que nadie que la calidad de vida puede verse tremendamente afectada por el dolor crónico si no es debidamente abordado. Además de tener constantemente dolor, acarrea otras consecuencias como el trastorno del sueño, reducción de la movilidad o depresión. Por tanto, el dolor discapacita física, social y psicológicamente:

  • Dos tercios de los pacientes con dolor crónico son menos capaces o incapaces de dormir.
  • Aproximadamente el 60% de los pacientes con dolor crónico es menos capaz o incapaz de trabajar fuera de su domicilio.
  • Una de cada cinco personas con dolor crónico tiene depresión diagnosticada como consecuencia del dolor.
  • El 50% de las personas con dolor crónico es menos capaz de mantener unas relaciones familiares satisfactorias y de tener relaciones sexuales.

El dolor crónico demanda un tratamiento especial

El dolor crónico es una carga para usted como paciente y su entorno, que no debe ser subestimado; representa un especial desafío terapéutico para los médicos.

Si no se aborda adecuadamente el dolor crónico, es previsible un largo periodo de sufrimiento y, en muchos casos, complicaciones adicionales considerables. El aislamiento social y la inactividad pueden derivar en depresión o en otras enfermedades psicológicas. El éxito terapéutico depende en muchos casos de un enfoque multimodal, ya que el tratamiento del dolor implica varias terapias interdisciplinares, como por ejemplo.

  • Tratamiento farmacológico
  • Terapia física
  • Tratamiento psicológico
  • Métodos para superar el dolor y la disfunción

El dolor crónico no se define únicamente por su duración. Están implicados otros factores en su desarrollo, de acuerdo al modelo de dolor biopsicosocial. El grado de cronicidad se puede determinar mediante su registro en su historia clínica3. Aunque el dolor crónico es una de las enfermedades más comunes y con elevado coste económico, aún existen aspectos que mejorar en su abordaje y que repercuten en su salud física y mental, y en su familia.

1 Breivik H et al.: Survey of chronic pain in Europe: Prevalence, impact on daily life, and treatment. European Journal of Pain, 2006; 10:287-333
2 Wiffen P: Pain – there is a lot of it. Eur J Hosp Pharm; 2013; 20:1
3 Ljutow A, Nagel B. [How can I assess the back pain status in my patients? The Mainz chronic disease staging method and its prognostic value], Wie schatze ich die Ruckenschmerzsituation meines Patienten ein? Die Mainzer Chronifizierungsstadien und ihre prognostische Bedeutung. Z Orthop Ihre Grenzgeb 2005;143:311–5. Ger.