No Opioides

Utilizados para el tratamiento del dolor de moderado a intenso

Los analgésicos clásicos incluyen no opioides y opioides. Los no opioides son principalmente empleados para tratar el dolor de moderado a intenso. Pueden clasificarse según sus características químicas como ácidos (AINES, antinflamatorios no esteroideos como el ácido acetilsalicílico (AAS), ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno) y no-ácido (paracetamol, metamizol).

El mecanismo común de acción de estas sustancias, es su efecto sobre la síntesis de las prostaglandinas. Las prostaglandinas son hormonas tisulares que se pueden encontrar en casi todos los órganos. Actúan sobre diferentes sistemas del organismo como el ensanchamiento de los vasos sanguíneos, el dolor y la inflamación. Los no opioides son eficaces en la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas.