Opioides

Analgésicos para el dolor de moderado a intenso

Los opioides son agentes que actúan mediante la unión a receptores de opioides en neuronas del sistema nervioso central (como una llave que encaja en la cerradura). Todos los opioides tienen un espectro de acción comparable, pero difieren en sus perfiles de intensidad de efectos y reacciones adversas. Los opioides son similares en su estructura a las endorfinas (opioides producidos por el propio organismo, las hormonas que reducen y/o suprimen el dolor).

Actualmente los opioides se clasifican en base a la intensidad del tratamiento del dolor en:
 

  • Dolor moderado
  • Opioides débiles como tramadol, tilidin + naloxon codeína
  • Dolor intenso y muy intenso
  • Opioides potentes como morfina, oxicodona, hidromorfina, fentanilo, buprenorfina

 

Efecto analgésco

  • Los opioides activan las vías inhibitorias descendentes en el cerebro.
  • Los opioides afectan a otras estructuras supraespinales (estructura por encima de la médula espinal) de procesamiento del dolor (en particular, el tálamo y el sistema límbico), alterando de este modo la evaluación emocional del dolor (el dolor es percibido todavía, pero ya no se siente como desagradable o amenazante).
  • En la médula espinal los opioides se unen a los receptores opioides pre- y postsinápticos, inhiben la liberación del transmisor (receptores presinápticos) y en el lado postsináptico que afectan a la transmisión de los estímulos.